viernes

Chinos cada dia mas calientes pasan en puros sex shop


En un callejón oscuro, en una majestuosa avenida, en un barrio obrero o en el centro de la ciudad. Las tiendas de juguetes eróticos, las "sex shop", se extienden como una plaga por toda China.

"Los hay en cada esquina, con escaparates muy provocadores. Desde que las legalizaron, en 1994, no paran de abrirlas", dijo el australiano Sam Voutas, director de "Red Light Revolution", película recién estrenada y ambientada en una tienda para adultos en Beijing.

Las "sex shop" están en todas partes en zonas de moda como el barrio de Sanlitun, una de las áreas más caras de la capital china y con más influencia extranjera.

En una de estas tiendas trabaja Lu Jinghua, una mujer de 33 años que no se avergüenza de su profesión a pesar de los persistentes prejuicios que arrastra la sociedad china.

"Abrí mi propia tienda hace algún tiempo, pero no funcionó y tuve que cerrar. Ahora trabajo aquí para aprender cómo funciona el negocio.

"Esta tienda tiene licencia desde septiembre de 2011 y ya empieza a dar dinero", dijo a REFORMA.

"Las 'sex shop' ya están en todos sitios, en pequeñas ciudades de provincias alejadas del interior e incluso en zonas pobres. Obviamente, dan más dinero en grandes ciudades y en barrios donde vive gente más joven, rica y bien educada, como Sanlitun", aseguró.

De acuerdo con Lu, las tiendas que más venden suelen estar cerca de karaokes, discotecas y hoteles.

"Se trabaja más por la noche, ya que estas tiendas están abiertas 24 horas", matizó.

Aunque no existen datos globales, se calcula que hay decenas de miles de tiendas de adultos en el gigante asiático. La cadena "Huan Xitang", una de las más grandes del sector, mantiene abiertas cerca de 10 mil, cubriendo el mercado de las mil principales ciudades del país.

"No es difícil conseguir una licencia. Aquí en China se les llama tienda de 'higiene para adultos' y la actividad que se registra es para venta de objetos de uso cotidiano, ropa y productos para higiene.

"Las autoridades no ponen trabas", aseguró.

Sólo existe una limitación al respecto, entrada en vigor precisamente a principios de este mes, y en la que se prohíbe abrir una tienda para adultos a menos de 200 metros de distancia de una escuela.

Los productos más exitosos son los fármacos como "Cialis" o "Viagra", que sí están sujetos a cierta regulación. También se venden gran cantidad de preservativos y, en ultimo lugar, juguetes eróticos.

"Los juguetes se venden más durante campañas especiales, como en Año Nuevo chino. Suelen ser regalos de hombres para sus amantes y cosas así", explicó Lu.

Pero, según expertos del sector consultados por la prensa local, la presencia de tiendas de adultos en las ciudades chinas es sólo la punta del iceberg, ya que la mayoría de las ventas se realizan a través de internet.

Algunas páginas web especializadas en este tipo de productos superan el millón de usuarios registrados, liderando algunas clasificaciones de comercio electrónico.

ASÍ LO DIJO

"Los 'sex shop' ya están en todos sitios, en pequeñas ciudades de provincias alejadas del interior e incluso en zonas pobres. Obviamente, dan más dinero en grandes ciudades y en barrios donde vive gente más joven, rica y bien educada".

Lu Jinghua, vendedora en "sex shops".

AP

No hay comentarios:

Publicar un comentario