martes

Kim Schmitz, el creador de Megaupload seguirá en prisión



Tras haber pasado el fin de semana en prisión, Kim Schmitz tendrá que esperar aún para saber si la justicia neozelandesa le permite salir en libertad provisional bajo fianza. Después de una vista de cuatro horas en la que Schmitz se declaró inocente de todos los cargos de los que se le acusa, el tribunal de justicia que dirige el juez David McNaughton dejó vista para sentencia ayer la petición de Schmitz y anunció que el fallo será anunciado hoy o mañana.

Schmitz, también conocido como Kim Dotcom, fue detenido el pasado jueves en su mansión de la ciudad de Auckland acusado de cargos de piratería informática cometidos desde Megaupload, la empresa de almacenamiento de archivos que fundó en 2005. Junto a Dotcom también han permanecido en prisión preventiva Finn Batato, Mathias Ortman y Bram van del Kolk, otros tres directivos de Megaupload.

Los representantes legales de los cuatro detenidos solicitaron la libertad bajo fianza de sus clientes después de que el pasado viernes el juzgado ordenara su ingreso en prisión preventiva y les denegara la libertad condicional bajo fianza. Todos fueron detenidos el pasado jueves.

Durante la vista, la fiscal Anne Toohey compartió con el tribunal que otras dos personas habían sido detenidas en relación con el caso. El alemán Sven Echternach y el estonio Andrus Nomm eran otras dos de las siete personas contra las que Estados Unidos había emitido una orden internacional de detención después de que un tribunal de Virginia los encontrase culpables de de participar en una «organización criminal internacional responsable de la piratería masiva a nivel mundial de obras protegidas por derechos de autor». Tras estas detenciones, el único que falta por ser detenido en relación con el caso es Julius Bencko.

EE.UU. sigue atentamente los avances del caso en Nueva Zelanda, ya que están a la espera de completar los trámites para extraditar a Schmitz y sus compañeros para que sea la justicia de EE.UU. quien los juzgue. Si el país oceánico decidiera permitir la extradición, los acusados se enfrentarían a cargos de crimen organizado, blanqueo de dinero y violación de los derechos de propiedad intelectual y penas de hasta 50 años de cárcel. Pero a EE.UU. no le va a resultar igual de sencillo completar ese proceso en todos los casos. Según explicó Toohey, Echternach no podrá ser extraditado a EE.UU. ya que las leyes alemanas prohíben la entrega de sus nacionales a otros países.

El miedo se extiende

El mensaje que el FBI lanzó con el cierre de Megaupload ha sido captado por los demás portales que almacenan archivos en internet. Algunos, como VideoBB, siguen funcionando, pero los enlaces activos a contenidos protegidos por derechos de autor casi han desaparecido. En muchos casos, donde antes había un vídeo, ahora aparece una imagen fija con tarifas de uso o enlaces a páginas con contenido de pago.

Otras páginas que ofrecían funciones muy similares a Megaupload, como es el caso de Filesonic, han decidido acabar con la posibilidad de compartir contenidos. Ahora se limitará a almacenar documentos personales en la nube, una decisión que sus usuarios sin duda agradecerán después de ver cómo los clientes de Megaupload perdían todos sus archivos al ser intervenidos por el FBI.

agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario