lunes

fabricante de memorias Elpida se convierte en otra víctima de la crisis


La empresa japonesa Elpida, popular en el campo de las memorias DRAM, no ha tenido más remedio que declararse en bancarrota al no poder hacer frente a unas deudas de 5.500 millones de dólares.

En las últimas semanas la compañía ha estado en conversaciones con el banco de Desarrollo de Japón y el ministro de Comercio, con el fin de que estos les ayuden a conseguir la financiación necesaria para seguir adelante con el negocio, pero finalmente no han prosperado las negociaciones y Elpida se verá abocada al cierre.

La noticia es un problema más para la maltrecha economía nipona, especialmente afectada tras el terremoto del año pasado, y dejará sin trabajo a un total de 5.898 empleados.

En cualquier caso la noticia beneficiará a sus rivales taiwaneses en el campo de las memorias DRAM, como es el caso de Nanya, que podrán ganar cuota de mercado.

agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario