domingo

problemas con la batería del nuevo iPad sigue cargando después de llegar al 100%





Decenas de fans de la marca hicieron cola la noche del lanzamiento para ser los primeros en hacerse con la nueva apuesta de Apple en el mercado de las tabletas.

El sucesor del iPad 2 ha superado a las versiones anteriores, sobre todo en potencia gráfica, y ha introducido dos importantes mejoras que los usuarios llevaban tiempo esperando: la conexión 4G y la Retina Display.

No obstante, ninguna de las dos grandes innovaciones de la firma de la manzana mordida está exenta de su cara B. Mientras la primera es prácticamente inservible en nuestro país, debido al escaso desarrollo de las infraestructuras necesarias, la segunda ha venido de la mano de una oleada de incidiencias y críticas derivadas de los primeros análisis en profundidad.

Y es que la tan ansiada Retina Display, con una resolución de 2048x1536 píxeles, trae consigo una sorpresa no tan agradable: su altísimo consumo energético requiere de una batería enorme para que no se resientan las más 10 horas de duración (en uso) de las que presume el dispositivo.

Debido al sobrepeso de su batería, el nuevo iPad pesa 652 gramos en su versión Wi-Fi, bastante por encima de los 601 gramos del iPad 2 y de los 599 gramos de la Samsung Galaxy Tab 10.1 de la competencia.

Pero no residen ahí los principales problemas de la enorme batería. Primero se habló (y mucho) del recalentamiento al que somete al dispositivo, después se dijo que ciertos videojuegos drenaban en cuestion de minutos la energía de la tableta, y ahora ha salido a la luz otra incidencia relevante: sigue cargando hasta dos horas después de que el indicador llegue al 100%.

La liebre la ha levantado Raymond Soneira, presidente de DisplayMate Technologies, y después un buen número de webs norteamericanas (por ejemplo, iLounge) han efectuado diversos test para comprobar la veracidad de la noticia.

Concretamente, Soneira detectó que la batería continuaba cargando dos horas y diez minutos después de que el sistema notificase una carga completa. "El indicador de carga de cualquier dispositivo móvil está basado en un modelo matemático", ha explicado en un correo electrónico remitido a Mashable. "Así que algo anda mal con el modelo matemático del iPad. No debería decir que está al 100% hasta que la carga se detenga, es decir, que pase de una velocidad de carga de unos 10 watios a una mucho menor de alrededor de 1 watio".

Aunque se trata de un problema que será sencillo solucionar con una simple actualización de iOS, Soneira apunta las consecuencias para los primeros compradores. "El usuario no obtiene el tiempo máximo de duración de la batería que el iPad es capaz de alcanzar", ya que desenchufa el dipositivo de la corriente eléctrica dejándose guiar por el indicador erróneo.

Si los problemas con la batería persisten, Apple se enfrenta a la posibilidad de que le estalle un nuevo 'Antennagate" en las manos. Ya hay quién lo ha bautizado 'Batterygate'.

agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario