Irán reconoce que puede producir armas nucleares


Irán dispone de los conocimientos y la capacidad para fabricar bombas atómicas, pero nunca lo hará, según el diputado Gholam Reza Mesbahi Mogadam, un influyente clérigo musulmán chií ultraconservador, jefe de la Comisión Económica del Parlamento iraní. En declaraciones difundidas por la página web de la Cámara consultiva de Irán, ICANA, Mogadam asegura que su país podría producir fácilmente el uranio enriquecido al 90 por ciento, que se usa para fabricar bombas atómicas, pero la política de Teherán no va por ese camino.


"Irán, desde el punto de vista científico y tecnológico, tiene la capacidad de producir armas nucleares, pero jamás la República Islámica elegirá esa vía", indicó Mogadam, quien recordó que el líder supremo del país, ayatolá Alí Jamenei, ha reiterado la prohibición religiosa de las bombas atómicas. Según Mogadam, Irán tiene intención de usar la energía nuclear de forma exclusivamente pacífica: "La fabricación de armas atómicas no está en la doctrina del régimen de la República Islámica de Irán y la producción, almacenamiento y uso de esas armas va contra la ley islámica", recalcó. En los últimos años, Irán ha incrementado las instalaciones para la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento, que se utiliza para producir energía así como para usos industriales y médicos, pero no sirve para fabricar bombas atómicas. La producción del uranio enriquecido al 20 por ciento, autorizada por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), del que Irán es signatario, está supervisada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que ha acusado a las autoridades iraníes de no ser suficientemente transparentes en su programa nuclear. Según expertos de diversos organismos, la tecnología necesaria para enriquecer el uranio al 20 por ciento no difiere mucho de la que sirve para enriquecerlo al 75 e incluso al 90 por ciento, por lo que Irán podría producirlo con cierta facilidad. Irán, sin embargo, asegura que no oculta nada al OIEA sobre su programa nuclear, que afirma que es exclusivamente civil y pacífico, y acusa a las autoridades del organismo atómico de la ONU de actuar con motivaciones políticas y manipuladas por EEUU e Israel en su relación con Teherán. Tanto Naciones Unidas como EEUU y la UE mantienen sanciones a Irán debido a su programa nuclear, que algunos gobiernos, con el de Washington a la cabeza, creen que puede tener una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega. Israel, Estados Unidos y en cierta medida el Reino Unido han amenazado con atacar Irán para frenar su desarrollo nuclear, a lo que Teherán ha contestado que dará una respuesta "aplastante" en caso de agresión. Algunos países, como Rusia y China, se oponen a nuevas sanciones a Irán y han advertido que un eventual ataque militar a territorio iraní podría tener unas consecuencias imprevisibles y catastróficas para el mundo.


Agencias

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.
Compartir