domingo

Revuelta de los blogueros que nutrían de contenidos al medio digital The Huffington Post


revuelta de los blogueros que nutrían de contenidos al medio digital The Huffington Post ha acabado, tal y como era previsible, con una sentencia desestimatoria, dictada por un tribunal de Nueva York, conocida en la tarde noche de ayer.

El conflicto en cuestión arranca hace casi ya dos años, cuando el medio digital fue adquirido por el gigante de Internet AOL (America On Line) por la nada despreciable cifra de 315 millones de dólares. En ese momento, los que hasta entonces eran colaboradores voluntarios (y gratuitos) del medio, entendieron que el valor de adquisición del mismo se fundamentaba precisamente en las aportaciones que ellos habían realizado a aquél y que, por tanto, les correspondía un porcentaje en el precio de venta, concretamente un tercio de ésta.

El juez John Koetl, encargado de dictar la sentencia, ha entendido que las reglas del juego no se pueden cambiar a mitad de partido y si los blogueros habían asumido proporcionar contenidos al medio únicamente a cambio de notoriedad no podían ahora pretender una participación en la venta del medio.

Para el que no conozca el modelo de funcionamiento del Huffington Post , sirva indicar que se trata de un medio digital, máximo exponente de los denominados nuevos medios sociales. The Huffington Post es el paradigma de modelo de negocio de éxito en el nuevo ecosistema mediático cuya estrategia pasa por, entre otros elementos, sostenerse sobre una estructura empresarial de costes reducidos que integra un repositorio global de blogs, cuyos autores -unos 6.000 aproximadamente- reciben como única remuneración visibilidad y atención, pero no retribución económica. Esto es, una enorme estructura de blogueros que renuncian a honorarios a cambio de notoriedad y fama.

Así las cosas, cuando en 2010 el medio fue adquirido por AOL, una http://www.blogger.com/img/blank.gifserie de blogueros encabezados por Jonathan Tasini, intepusieron una acción judicial en reclamación de la cantidad de 105 millones de dólares, por entender que su contribución había sido decisiva en la venta a AOL. Los demandantes exigían beneficiarse de la millonaria venta del medio digital al gigante AOL. Sin embargo, en el entendimiento de que “nadie los forzó a entregar su trabajo”, tal y como afirma la sentencia, la demanda ha sido desestimada. Lo dicho, no hay jornal para los blogueros, al menos, para los del Huffington Post.

Aca el texto de la setencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario