viernes

impactante historia Arin Andrews y Katie Hill

Esta sí es una de esas pequeñas historias que nos gusta contar. Arin Andrews y Katie Hill son una pareja de adolescentes heterosexuales de Oklahoma, en Estados Unidos. Nada especial, si no fuera porque se conocieron en un grupo de autoayuda para adolescentes transexuales. No han tenido una vida fácil, pero quizá eso les ha unido aún más.

 
Arin Andrews, de 16 años (antes Emerald), nació con sexo femenino. Katie Hill, de 18 (antes Luke), nació con sexo masculino. Pero sus identidades de género son exactamente las contrarias. Su infancia y adolescencia no ha sido sencilla. La madre de Arin se empeñó durante años en hacer de él una princesita, cuando lo que le gustaba realmente era hacer motocross con su padre. Arin acabó por tener la comprensión de su familia, pero se encontró con el rechazo de sus compañeros de colegio. “Me llamaban lesbiana. Y yo me sentía humillado, no me sentía homosexual en absoluto”, cuenta. Arin llegó a ser expulsado de la escuela a la que acudía (una escuela religiosa) pese a sus buenas notas. En la nueva escuela poco a poco las cosas empezaron a mejorar. “Y todo cambió cuando conocí a Katie”, cuenta, enamorado…


Tampoco para Katie la vida ha sido un camino de rosas. Hasta los 15 años no encontró palabras para expresar lo que sentía, y sus padres inicialmente no lo aceptaron demasiado bien. Estuvo en tratamiento por depresión y llegó a realizar un intento de suicidio. A partir de ahí la actitud de su madre cambió. Aceptó la realidad y comenzó a apoyarla. Para su padre fue más difícil, pero también ha acabado por apoyar a su hija, primera chica abiertamente transexual en graduarse en un instituto de Oklahoma.
Inmediatamente después de cumplir los 18, Katie se sometió a cirugía de reasignación. Su novio Arin, en tratamiento hormonal, todavía no ha podido someterse a cirugía y oculta sus pechos ansioso porque llegue el día en que pueda desprenderse de ellos. En cualquier caso, ahora son una pareja feliz. “Somos perfectos el uno para el otro, los dos nos enfrentamos a los mismos problemas cuando crecíamos”, explica Katie

No hay comentarios:

Publicar un comentario