martes

el drama del ex soldado que mató a Bin Laden

El soldado estadounidense de los Navy Seal, unidad de elite de la Marina, que mató a Osama Bin Laden en la operación militar de Pakistán de mayo de 2011 se encuentra sin seguro médico ni pensión tras salir de las Fuerzas Armadas, según afirmó él mismo en una entrevista el lunes con la revista Esquire.

Según las leyes militares, a un antiguo soldado solo se ofrece cobertura sanitaria transitoria si acepta mantenerse como miembro activo de la reserva.

"Me dijeron que no. Estás fuera del servicio, tu cobertura se ha acabado. Gracias por tus dieciséis años de servicio"
, agregó el ex militar que dejó su identidad bajo anonimato por razones de seguridad.

El ex militar debe pagar 500 dólares mensuales por la cobertura médica para tratar su artritis, tendinitis entre otras dolencias.

SEGURIDAD


La ex mujer del soldado y sus hijos están en proceso de cambio de nombre por razones de seguridad, pues no poseen ningún tipo de protección gubernamental, tras el asesinato del líder de uno de los grupos terroristas más importantes en el mundo.

En el comando de los Navy Seal le dijeron al ex militar que podrían ayudarlo a "conseguir un trabajo como conductor de un camión de cerveza en Milwaukee" bajo una identidad falsa, afirmó a Esquire.

El ex soldado tampoco pudo beneficiarse de los 25 millones de dólares de recompensa que pesaban sobre la cabeza de Bin Laden y que no han ido a parar a los hombres del equipo de los Navy Seal tampoco.

Agencias
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario