miércoles

Niño con cáncer murió dos días después de ver la boda

Cuando Christine Swidorsky y Sean Stevenson escucharon de los médicos que a su hijo de dos años sólo le quedaban unas semanas de vida, decidieron que los tres iban a compartir uno de los momentos más especiales de sus vidas.

Adelantaron en un año la ceremonia de casamiento que había estado planificado para que Logan, su  único hijo pudiera participar. Y él sería un invitado muy importante, nada menos que el padrino de la boda.
El pasado sábado, Logan llegó a la ceremonia en brazos de su mamá y con su conejo de peluche, su juguete favorito.

Su mamá Christine dijo que la ceremonia también sería una manera de celebrar la vida de Logan y la profunda gratitud que ella y su esposo sentían al tenerlo en sus vidas.
Pero dos días después de ese maravilloso día, Christine tuvo que anunciar la noticia más triste de su vida. En su página de Facebook, dijo que Logan murió en sus brazos la noche del lunes.
"Ahora está con los ángeles y ya no está sufriendo", escribió Christine.
"Sean y yo estuvimos con él durante todo el día, lo tuvimos en nuestros regazos  lo más cómodo. Y luego a 20.18 horas tomó su último aliento en mis brazos”.

Logan sufría de leucemia mieloide aguda y en sus dos cortos años de vida fue sometido a diversos tratamientos y cirugías, publicó BBC.

En una entrevista  con el diario local Pittsburgh Post-Gazette, Christine dijo que haber tenido a su hijo como padrino de su boda fue un "sueño hecho realidad".

"Es un momento que no vamos a olvidar nunca. Tenemos la bendición de que él estará con nosotros todos los días de nuestras vidas", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario